¿Dónde tienes la fuente de delirio
que te busco en los ojos? ¿Dónde guardas
la luz que necesito y me retardas?
¿No has oído aun mi ausencia en tu retiro?

Por cada perspectiva que te miro
edifico una esquina en que me aguardas.
Y esperando que esperes porque ardas
soy yo quien se consume en tu suspiro.

Te pienso, distanciado por tu huida,
y te siento más cerca que en mis manos.
Tu cabeza de flor, de sol pequeño,

en los iris la tengo ya esculpida,
grabadas en las mías van tus manos.
No te salva que niegues: yo te sueño.

- 17 -

VOLVER _______________ SUBIR _______________ AVANZAR

IR A INICIO