"La Venus del Siglo"
(para Bosco, que lo entendió mejor)

Rompe la ola su tricornio trino.
Danza la almeja celebrando el día.
Vuela la cobra, fierabrás, el salto.
Gira la arena en vendaval de dicha.

Álzase en puntas la feliz nacida.

Viene con piernas de caimán vencido.
Viene con brazos de senil galápago.
Trae la cintura en caracol rugoso.
Pechos de cabra, cabellera de algas.

Tiene en los ojos el dulzor del búho.
Tiene la boca del escualo manso.
Aletas cuelga por tener orejas.
Y voz no tiene por bastarse muda.

Llega del mar por visitar la tierra.
Llega del mar por conocer mi mundo.
Quiso acudir a mi llamada ansiosa.
Quiso venir para entregarse al hombre.

Yo la llamé. Yo la llamé, pues la amo.
Amo su piel velluda, negra, áspera.
Amo su aire de cetáceo hembra.
Amo sus nalgas, su posar, su ojera.

Y amo, además, que es diosa, diosa, diosa.


© CAYETANO SALVATIERRA
(Febrero, 1974)


- 36 -

VOLVER _______________ SUBIR _______________ AVANZAR

IR A INICIO