"Fábula I"

Vino a verme la curiana,
vino a mí el jaramago
y dijeron quién es quién.
Vino a verme el diente de ajo,
vino a mí la salamandra
y dijeron quién es quién.

Respondiles que no hay nada
que yo sepa responder.
Que entre todos los mortales
yo soy el que menos sé.

Vino a verme la luciérnaga,
vino a mí la zarzamora
y dijeron quién es quién.
Vino a verme la chumbera,
vino a mí la mariposa
y dijeron quién es quién.

Respondiles que vería
si podría responder.
Que entre todos los mortales
yo soy el que menos sé.

Vino a verme la tortuga,
vino a mí la pasionaria
y dijeron quién es quién.
Vino a verme la lechuga,
vino a mí la solitaria
y dijeron quién es quién.

Respondiles que no hay mucho
que yo sepa responder.
Que entre todos los mortales
yo soy el que menos sé.

Vino a verme el caracol,
vino a mí el perejil
y dijeron quién es quién.
Vino a verme el camaleón,
vino a mí el regaliz
y dijeron quién es quién.

Respondiles que quizás
les pudiera responder.
Que entre todos los mortales
yo soy el que menos sé.

Vino a verme la cebolla,
vino a mí la garrapata
y dijeron quién es quién.
Vino a verme la carcoma,
vino a mí la calabaza
y dijeron quién es quién.

Respondiles qué difícil
no sé cómo responder.
Que entre todos los mortales
yo soy el que menos sé.

Llegó en esto el cocodrilo
y la secuoya y gritaron:
conque dicen quién es quién.
Y después el eucalipto
y el elefante y gritaron:
conque dicen quién es quién.

Como era natural
nos callamos de una vez.
Ante tanta majestad
no era cosa de entender.

Acercose la palmera
y la anaconda y gritaron:
conque dicen quién es quién.
Arrimose la ballena
y la araucaria y gritaron:
conque dicen quién es quién.

Como era natural
nos callamos de una vez.
Ante tanta majestad
no era cosa de entender.

Y además el alcornoque
y el jabalí y gritaron:
conque dicen quién es quién.
Y luego el rinoceronte
y el algarrobo y gritaron:
conque dicen quién es quién.

Como era natural
nos callamos de una vez.
Ante tanta majestad
no era cosa de entender.

Acudió el pavo real,
la bellasombra, y gritaron:
conque dicen quién es quién.
Reuniose el baobab
y el bogavante y gritaron:
conque dicen quién es quién.

Como era natural
nos callamos de una vez.
Ante tanta majestad
no era cosa de entender.

Y sumáronse el almendro,
el oso, el haya, el nogal,
el león, el puma, el fresno,
el abeto, el gavilán,
el ciprés, el toro, el cedro,
y hasta el águila imperial.

Y gritaron y gritaron:
conque dicen ¿quién es quién?
Y gritaron y gritaron:
conque dicen ¿quién es quién?.


© CAYETANO SALVATIERRA
(Febrero, 1975)


- 38 -

VOLVER _______________ SUBIR _______________ AVANZAR

IR A INICIO