saboree yo el canto de alabanza
escrito sobre la Tierra, distinguiendo
lo bueno de lo malo, para ir
purificando lo malo con lo bueno,
celebrando mezcladas y distin-
guindas cada cosa por su lado,
rápido en los espacios, despacio
en el tiempo, musicalidades de los gestos
labiadores-labradores, sin saber,
no sinsabores, sabiendo, no sin
saboreando cánticos y menudencias,
distintas y sabrosas, se busca
y se captura el sentido de los sentidos
con una red de palabras dejadas
como cometas indecisas, temblorosas,
suspendidas, enjauladas para luego
soltarlas cerca de las aguas y las
plantas, en las sorprendidas miradas
de los niños y de los mismos pájaros
al lado, alados, aleteando también
los peces en el agua, la más clara,
y en las profundidades de los océanos,
sean los tres pacíficos, los tres
atlánticos, índicos, porque el agua
fluye de un continente a otro,
humedeciendo las orillas, como las
palabras, (continentes), líquidas,
saboreadas cuando conversamos y/oh!,
más olas, decimos en versos.

- 55 -

VOLVER _______________ SUBIR _______________ AVANZAR

IR A INICIO